Cultura de donación, voluntad para salvar vidas

La sociedad potosina ha dado respuesta a más de 2 mil 300 pacientes que hoy cuentan con una nueva oportunidad de vivir.

Quién dona en vida, recibe la satisfacción de ver recuperada la salud de un amigo, un familiar o un conocido que sobrevive a la espera del trasplante.

Para ser donante en vida se requiere ser mayor de edad.

La sociedad potosina ha dado respuesta a más de 2 mil 300 pacientes que hoy cuentan con una nueva oportunidad de vivir, pacientes que sobrevivían a la espera de un órgano o tejido para recuperar su salud y calidad de vida y que se han reincorporado productivamente a la sociedad, señaló el Dr. Eusermin Gámez Gómez, Director General del Centro Estatal de Trasplantes (CETRA).

El daño a los órganos puede resultar de enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus o la hipertensión arterial, también con medicamentos como los antiinflamatorios, también lesiones directas (golpe, herida), y tóxicos que pueden acumularse como los venenos, sustancias disueltas en el agua de consumo, también como resultado de enfermedades infecciosas y autoinmunes como el Lupus y Artritis Reumatoide.

Eusermin Gámez Gómez, aclaró que: “el trasplante es la terapia que consiste en sustituir un órgano o tejido enfermo por otro sano proveniente de un donante, por lo que es muy importante manifestar nuestro deseo de donar y conocer los procesos para tomar la decisión más acertada”. La cultura de donación se refiere al conocimiento, valores, actitud, importancia y respuesta a la necesidad del trasplante. A mayor cultura de donación menor es el tabú, menor el desconocimiento y mayor la voluntad de donar.

Los pacientes que requieren de un trasplante deben ser evaluados por un comité para evaluar cada caso de manera individual, para revisar si algún proceso es más urgente que otro, también para saber si el paciente tiene otros padecimientos que requieran un manejo avanzado y poder evitar riesgos de la cirugía. 

Finalmente, Gámez Gómez, explicó que para ser donante en vida se requiere ser mayor de edad y que la donación no afecte su salud, por lo que también se realizan estudios y se revisa por especialistas cada caso. Quién dona en vida recibe la satisfacción de ver recuperada la salud de un amigo, un familiar o un conocido que sobrevive a la espera del trasplante.  Para donar al fallecer se requiere que la familia conozca la voluntad de la persona de ser donante y la  acepte. La necesidad del trasplante no distingue estrato social, religión, etnia ni género, por lo que todos podríamos necesitarlo.

Para mayor información u orientación acude al Centro Estatal de Trasplantes en Av. Scop # 1050, Colonia Jardín, o marca al (444) 8133364 y resuelve tus dudas.  Di sí a la vida. Infórmate y decídete a donar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s