Fortalecen vigilancia y control sanitario de suplementos alimenticios para evitar engaños

Los suplementos no deben ostentar publicidad que haga alusión a curar o rehabilitar.

En 2022 se aseguraron 7 mil 215 piezas de productos «engaño».

La Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) realiza de manera permanente, la vigilancia y control sanitario de aquellos productos catalogados como suplementos alimenticios, a fin de detectar la venta de “productos engaño” que muchas veces, se hacen pasar por suplementos alimenticios con atribuciones curativas, rehabilitadoras o para bajar de peso.

Se  reforzó la vigilancia de la publicidad de los suplementos alimenticios y productos para bajar de peso tanto en medios de comunicación tradicionales, como en redes sociales por lo que durante el 2022, COEPRIS, en coordinación con la Policía Cibernética y la COFEPRIS eliminaron 266 links con publicidad engañosa de productos engaño, así como la suspensión de 10 medios impresos como volantes y carteles que contenían publicidad irregular.

Se realizaron el año pasado un total de 278 verificaciones de control sanitario a igual número de establecimientos con venta de suplementos, así como 18 verificaciones a fábricas lo que derivó en el aseguramiento de 7 mil 215 piezas y 137 kilos de producto por mal etiquetado, hacer alusión a un uso terapéutico (cura o rehabilita) o por ser parte de una Alerta Sanitaria emitida por COFEPRIS de suplementos que por algún ingrediente, representan algún riesgo a la salud.

Los suplementos alimenticios son productos elaborados a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos tradicionales, deshidratados o concentrados de frutas que pueden estar o no adicionados con vitaminas o minerales y cuyo uso, debe ser exclusivamente el incrementar la ingesta dietética total, complementarla o suplir alguno de sus componentes y bajo ninguna circunstancia, éstos productos deben hacer alusión a prevenir, curar o rehabilitar enfermedades o bien, cambiar la apariencia física o bajar de peso ya que con ello estarían catalogándose como productos engaño.

La COEPRIS recomienda a la población que adquiere suplementos alimenticios observar que el etiquetado del producto no contenga imágenes, indicaciones o declaraciones relacionadas con la cura, prevención o tratamiento de alguna enfermedad o la reducción de peso, que contenga la tabla nutrimental, fecha de caducidad, lista de ingredientes, fecha de elaboración, datos del fabricante y leyenda de que el producto no es un medicamento y bajo ninguna circunstancia un suplemento alimenticio deberá contener la leyenda de “Notificado ante la SSA”, “Producto elaborado bajo las normas de COFEPRIS” o “Producto autorizado ante la SSA” o bien “Autorización en Trámite por COFEPRIS”. 

El uso de suplementos alimenticios debe ser recomendado por un especialista y bajo ninguna situación, se debe abandonar un tratamiento médico por el uso de algún suplemento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s