Un bebé ingresado grave al hospital por comerse una pila y quemarse el esófago.

El bebé de dos años permanece ingresado tras ingerir una pila que reventó en el interior del pequeño provocando quemaduras en el esófago y una infección de pulmón.

Dylan, un bebé de dos años, se encuentra ingresado en el Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES) con pronóstico grave por una quemadura en el esófago.

La madre del bebé, Nayeli Guadalupe, fue al Hospital de Cananea porque el niño tenía dificultades para respirar y le notificaron que había ingerido una pila. El menor sigue hospitalizado y luchando por su vida desde hace varios días. El diagnóstico: quemadura en el esófago e infección en pulmón, después de que la pila reventara en el interior de su organismo.

Según el portal SERNAC (Servicio Nacional al Consumidor), el material que constituye las pilas (mercurio, oxido de plata, litio) es tóxico o muy corrosivo, ya que al ingerirlas la saliva del niño activa una corriente eléctrica que puede quemar la garganta y esófago en tan solo dos horas. Avisan de que también existen intoxicaciones por metales pesados.

Para evitar casos como este, se recomienda mantener fuera del alcance de los niños las pilas y los objetos que las contienen y no dejar las pilas en lugares accesibles para ellos. En los juguetes que lleven pilas, asegúrese de que los niños no puedan abrir el compartimento.

Antena3

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s