Complicaciones y Soluciones Durante la Lactancia Materna

  • Las grietas en pezones, la congestión mamaria, la mastitis son algunas complicaciones normales en madres primerizas.
  • La lactancia materna no debe suspenderse en los primeros seis meses del bebé.

La lactancia materna, es la forma ideal de aportar a los recién nacidos los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludable, por lo que ésta debe de establecerse de manera inmediata después del parto y continuar de forma exclusiva los primeros seis meses y de manera complementaria hasta los 2 años de edad. Ya que es la manera más segura de proveer a las niñas y niños gran cantidad de proteínas e inmunoglobulinas, que proporcionarán defensas al infante para combatir enfermedades.

Lactar es un periodo muy especial en la vida de la madre y el bebé, conlleva al punto de vista emocional, un buen vínculo madre e hijo y una adecuada relación de apego seguro con su madre. Sin embargo, hay que aclarar y difundirles a las mamás que durante la lactancia materna, es normal también que se puedan presentar algunas complicaciones, sobre todo en madres primerizas, que deben resolverse  de forma temprana.

Algunas recomendaciones que emiten los Servicios de salud a través del Departamento de Salud Reproductiva son las siguientes: sí presentas grietas en los pezones, estas aparecen cuando el bebé, al mamar, coge el pezón con las encías y lo puedes resolver con una posición correcta, que el bebé abarque con sus labios al amamantarse el pezón más la areola, o también pueden aparecer cuando el tiempo de succión es excesivo, para aliviar el dolor y tratar las grietas se recomienda aplicar un poco de leche cubriendo el pezón y la areola y dejarlo que se seque al aire, también existen en el mercado cremas anti grietas compuestas por vitaminas A y D.

La congestión mamaria, se produce entre el segundo y cuarto día de vida del bebe, cuando la madre nota los pechos muy tensos, calientes y dolorosos. Parte de esas molestias son debidas al enorme aumento de flujo sanguíneo que se requiere para iniciar la producción de leche y aparecen cuando el bebé no saca la leche a medida que se va formando, por lo que se acumula en las mamas, provocando su inflamación. Se aconseja vaciar las mamas frecuentemente (de 8 a 10 veces cada 24 horas); controlar la ingesta de líquidos hasta que se normalice la producción y la toma, se recomienda extraer la leche manualmente para prevenir la congestión y masajear los pechos de forma circular y descendente.

Mastitis, se caracteriza por dolor, enrojecimiento, endurecimiento y aumento del calor local en una zona de la mama, generalmente solo en una de las mamas, dolor de cabeza, dolor muscular, compromiso del estado general y fiebre con escalofríos. Para prevenirla deben asegurarse que el agarre de la mama sea el adecuado, asegurarse de que el bebé termine el primer pecho antes de ofrecerle el siguiente y observar que los pechos no se llenen demasiado. 

Acuda al médico cuando sospeche que sufre de una obstrucción mamaria. Y no suspenda la lactancia de la mama afectada, consuma  líquidos y use compresas calientes en el área afectada.  Los Servicios de Salud de Gobierno del Estado, enfatizan que la lactancia materna es un paso clave para la buena salud del bebé y la mamá, y si tienen alguna duda sobre este tema, es importante que acuda a su unidad de salud, el personal está capacitado para orientarle y ayudar a que establezca una lactancia materna exitosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s