Se Realiza Una Constante Supervisión A Productos Lácteos

  • Se realiza la vigilancia sanitaria a productores, así como en puntos de venta. 
  • Todo producto lácteo debe contar con etiqueta. 
  • Se han destruido más de 900 kg de producto por caducidad, falta de etiqueta y faltas a las normas sanitarias.

Con el fin de prevenir la presencia de enfermedades generadas por el consumo de productos lácteos mal elaborados o contaminados, la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) realiza de manera permanente, la vigilancia y control sanitario de los establecimientos dedicados a la venta y/o elaboración de productos lácteos y sus derivados.

Durante el presente año, se han realizado un total de 582 visitas de control sanitario, lo que derivó en la destrucción de 904 kilogramos de producto por encontrarse caduco, no contar con el etiquetado o bien por incumplimientos a la normatividad.

La vigilancia y control sanitario que se realiza a los establecimientos dedicados a la elaboración o venta de productos lácteos es con base a las normas NOM-243-SSA1-2010 y a la NOM-201-SSA1-2009 que establecen especificaciones sanitarias para la elaboración de los productos, tratamiento o pasteurización y almacenamiento.  

Durante las visitas de control sanitario a expendedores u elaboradores se supervisan los siguientes aspectos: los productos lácteos deben contar con etiqueta, el personal que prepara los productos debe contar con Tarjeta de Control Sanitario y la indumentaria adecuada, el empacado de los productos debe ser con materiales inocuos, el establecimiento  debe contar con servicio de control de plagas, así como que todas las superficies para la elaboración de los productos sean de material liso y lavable y finalmente que el agua utilizada cuente con los adecuados niveles de cloración. 

A la par de las acciones de vigilancia y control sanitario, se realizan de manera permanente cursos de capacitación con elaboradores de productos lácteos, principalmente con aquellos denominados como artesanales o pequeños productores a quienes se les asesora en temas como: conservación de las materias primas, conservación del producto terminado, técnicas de pasteurización, etiquetado del producto, lavado de manos, manejo higiénico durante la elaboración del producto entre otras por lo que respecta a los  elaboradores industriales, se les pide que utilicen equipo de pasteurización automático y que lleven a cabo buenas prácticas de manufactura, envasado, conservación y etiquetado.

Durante 2022 se han realizado un total de 824 asesorías, 6 cursos de manejo higiénico de productos lácteos y 2 talleres de pasteurización lenta en los que participaron tanto elaboradores industriales, como pequeños productores.  La contaminación microbiológica de los productos lácteos puede generarse por un mal manejo al momento de su elaboración o bien, por el uso de leche contaminada de origen por un animal enfermo, es por ello que durante las capacitaciones se hace especial énfasis en los procesos de pasteurización, inocuidad al momento de manejar los productos y temperaturas.  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s