Aumentan casos en México de niños con hígado graso por mala alimentación

La complicaciones por hígado graso se pueden evitar si se atiende el problema de sobrepeso y obesidad en los menores, indica especialista.

Uno de cada diez menores mexicanos de entre 1 y 15 años de edad presenta hígado graso vinculado a una alimentación poco saludable y la falta de actividad física, alertó este jueves el doctor Rodrigo Vázquez Frías.

Con motivo Día del Niño, que se celebra cada 30 de abril, Vázquez destacó la importancia de una alimentación saludable para evitar la filtración y acumulación de grasa en el hígado de los menores.

Vázquez, coordinador del Comité de Nutrición Temprana de la Sociedad Latinoamericana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, explicó que el hígado graso no alcohólico se asocia a un mayor riesgo de diabetes, hipertensión arterial, daño renal y cardiovascular.

“La evolución del hígado graso es lenta, no tiene síntomas en las primeras etapas y es hasta después de un tiempo que puede presentarse inflamación, y posteriormente producir fibrosis, cirrosis y en algunos casos cáncer hepático, conforme avanza la edad”, puntualizó.

Ello se puede evitar, agregó, si se atiende el problema de sobrepeso y obesidad en los menores porque podría considerarse como el primer síntoma, puntualizó.

El hígado graso es el padecimiento hepático más frecuente en menores de edad, seguido de la hepatitis A, que en la mayoría de los casos se resuelve por sí sola ya que es producida por el virus del mismo nombre, y la hepatitis autoinmune que va en aumento y se desconocen las causas, explicó Vázquez.

Por ello es importante tomar medidas preventivas como una dieta equilibrada con vegetales, frutas, pan o semillas integrales y proteínas (carne, pollo, pescado).

El color amarillo en la piel y el dolor por inflamación en el hígado son los principales síntomas de las enfermedades hepáticas, por lo que se recomienda acudir al médico en cuanto aparecen.

El estudio “Detección de hígado graso no alcohólico en niños con sobrepeso y obesidad”, señala que el 11% de los menores tienen datos que sugieren hígado graso y está en riesgo de presentar daños a su salud, de la mano con las tendencias al alza en la obesidad infantil.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición ENSANUT 2018, más de un tercio (35.6%) de los menores entre 5 y 11 años tiene sobrepeso u obesidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s