Murió Rosario Ibarra de Piedra, activista de los derechos humanos en México

El deceso fue confirmado por la CNDH a través de su cuenta de Twitter, donde expresaron sus condolencias a su hija, Rosario Piedra Ibarra

Rosario Ibarra de Piedra, reconocida activista y pionera en la búsqueda de personas desaparecidas, murió a los 95 años en Monterrey, Nuevo León.

El deceso fue confirmado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos a través de su cuenta de Twitter, donde expresó sus condolencias a su hija, Rosario Piedra Ibarra, titular de dicha Comisión.

María del Rosario Ibarra de la Garza, conocida como Rosario Ibarra de Piedra nació en Saltillo, Coahuila en 1927.

Famosa como activista, fundadora de una de las primeras organizaciones de madres, padres, familiares de desaparecidos, fue sido pionera en la defensa por los derechos humanos, la paz y democracia en México.

Fue diputada, senadora y asesora política. Fue la primera mujer candidata a la Presidencia de la República en 1982 y 1988 por el ahora ya extinto Partido Revolucionario de los Trabajadores, en 1988 ante el triunfo de Carlos Salinas de Gortari, se unió a los reclamos de fraude electoral.

Tras la desaparición forzada de su hijo Jesús Piedra Ibarra, acusado de ser presunto integrante del grupo guerrillero ‘Liga 23 de Septiembre’, en 1974 inició su vida como activista.

Ibarra también fue senadora en 2006 por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En julio de 2019, la Cámara de Diputados le concedió la Medalla al Mérito Cívico ‘Eduardo Neri y Legisladores de 1913’ que se otorga cada año a ciudadanos que se hayan distinguido sirviendo a la colectividad, a la República y a la humanidad, destacando por sus hechos cívicos, políticos o legislativos.

Ese mismo año, el Senado mexicano le otorgó la medalla Belisario Domínguez, el mayor reconocimiento civil de la Nación.

Además, junto con el ahora presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, protagonizó distintas luchas sociales en diversos lugares del país, como el alzamiento zapatista de 1994, la exigencia de detener y esclarecer el asesinato de mujeres en Ciudad Juárez, y las matanzas de personas indígenas en Chiapas y Guerrero, durante el Gobierno del presidente Ernesto Zedillo (1994-2000)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s