DIF Municipal contribuye a completar un milagro de vida 

– Se entrega silla de ruedas a Samantha para iniciar su rehabilitación.

– DIF Municipal se coordina con sus familiares para atenderla en UBR Maravillas y CAF.

Un milagro de vida es lo que vive Samantha, de 18 años de edad, quien hace un mes recibió un impacto de bala que dañó una de sus piernas y uno de sus brazos. «Yo estaba en mi trabajo, me llamaron del Hospital 50 del IMSS para decirme que acababa de llegar y entró a cirugía, tardó mucho tiempo y el médico me informó que había posibilidad de que perdiera su pierna o incluso su vida, porque había perdido mucha sangre», explicó Alma, su mamá.

Sin embargo, la vida le dio otra oportunidad, hoy tiene movilidad y deseos de estudiar la preparatoria y tomar clases de barbería, corte de cabello y poner su estética, según explicó la joven, quien recibió una silla de ruedas de manos de la directora del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia, Jessica Albarrán Ramírez.

“Estamos más que dispuestos a ayudarla, el área de Inclusión la registró para que reciba terapia de rehabilitación en la Unidad Básica de Rehabilitación (UBR) de Maravillas, nos da gusto saber que ella está en la mejor disposición de recuperarse y tiene esas ganas de salir adelante, por lo que también se le dará atención a través de uno de nuestros Centros de Atención Familiar para que comience cursos que le serán de utilidad en lo que puede reiniciar sus estudios”, explicó la funcionaria municipal.

El accidente se debió a que pretendieron robarle una bicicleta cuando acompañaba a un amigo, y fue ella quien recibió el impacto de bala. “Sam nos dice que se desespera porque no puede moverse de manera independiente como quisiera, porque tampoco su mano izquierda tiene reacciones y la necesita para poder hacer corte de cabello o los trabajos de barbería que le gustaría aprender”.

Su primer objetivo es estudiar la preparatoria, por eso el DIF Municipal le ofreció también las alternativas de los cursos y la rehabilitación con terapia, para que poco a poco pueda recuperar su movilidad, autonomía y confianza.

Su mamá, su tía y su hermano, quienes la acompañaron a recibir la silla de ruedas, dijeron estar más que contentos con la ayuda para que pueda desplazarse un poco mejor. Además agradecieron el apoyo que se les brinda por parte de la institución, porque no sabían a quién recurrir y ahora el apoyo será multidisciplinario, con lo que Samantha podrá salir adelante.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s