Día de los Santos Inocentes

Origen, significado y por qué se celebra el 28 de diciembre

Aunque en la actualidad se caracteriza como un día repleto de humor en el que se gastan bromas pesadas, su origen está marcado por la crueldad.

Este martes 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, una jornada llena bromas en la que las personas hacen inocentadas y las reciben. Día de alegría y celebración se puede disfrutar junto a la familia y amigos preparando todo tipo de sorpresas, siempre, claro está, que no sean desagradables. Se trata de una de las fiestas que, pese a la pandemia, podrán celebrarse este año de la misma manera, ya que la mayoría de bromas puede realizarse respetando las medidas de seguridad.

Origen del Día de Los Santos Inocentes
Pese al jolgorio que caracteriza a esta fiesta en la actualidad, su historia está marcada por una acción de lo más cruel. El origen de esta tradición está en el cristianismo: en el episodio hagiográfico que narra la matanza de todos los niños nacidos en Belén, Judea, menores de dos años, que fue ordenada por Herodes I “El Grande” para deshacerse del Jesús de Nazaret.

El nombre de “Santos Inocentes” viene de que a una edad tan temprana (2 años) no podían haber cometido pecado alguno. A lo largo de la historia, la celebración fue cambiando y los monaguillos comenzaron a gastar bromas en este día. Costumbre que pasó después a las familias.

La Iglesia católica celebra este acontecimiento el 28 de diciembre, aunque según el Evangelio de Mateo, la matanza sucedió tras la visita de los Magos al rey, por lo que tendría que ser días después del 6 de enero.

Inocentadas
Aunque se gastan todo tipo de bromas en este día hay algunas que se repiten en diversos lugares del mundo cada año:

Periódicos: es muy común en muchos países que el 28 de diciembre los periódicos publiquen noticias falsas con algún tipo de broma. Muchos lectores llegan a creérsela cayendo en la inocentada.

Televisión: en este día prácticamente todas las cadenas preparan algún tipo de “trampa” en la que cae algún famoso. Casi siempre utilizan cámaras ocultas que convierten al inocente de turno en carne de cañón del 28 de diciembre.

Cambio de hora: Una de las bromas de este día suele ser cambiar la hora de todos los relojes de la casa para que la posible “víctima” llegue tarde al trabajo, al colegio, o esté desorientado.

Monigotes: Colocar un monigote de papel en la espalda de la gente sin que se enteren es una de las inocentadas más recurrentes en esta fecha.

Bromas telefónicas: Llamar a un amigo para hacerle creer que ha ganado algo o que tiene que ir a algún sitio para resolver algún tipo de conflicto o incluso al juzgado por un delito son otras de las bromas típicas del 28 de diciembre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s