Instituto Temazcalli llama a identificar señales de alarma para prevenir el suicidio

  • Es posible la atención oportuna, el tratamiento se enfoca en la reducción de los riesgos asociados a través de psicofármacos, terapia individual y familiar.
  • En 1999 la OMS reveló su primer programa de prevención del suicidio “SUPRE” que incluyó diversas publicaciones sobre prevención, intervención y tratamiento en caso de suicidio.

En el marco del Día Mundial de la Prevención del Suicidio este 10 de septiembre, el Dr.
Adolfo Lara Rodríguez, psiquiatra del Instituto Temazcalli compartió algunos de los
factores de riesgo más importantes asociados con la conducta suicida, entre los que
destacan aspectos psicológicos como la desesperanza, dificultades de adaptación, acoso
escolar, estrés familiar, dificultades económicas, dolores crónicos no controlados, por
mencionar algunos, por lo que hizo un llamado a la población a acercarse a las y los
profesionales de la salud mental ante la primera señal de alarma para recibir el
tratamiento correspondiente.

“La persona es más vulnerable al padecer un trastorno afectivo como depresión mayor o
trastorno bipolar, abuso de alcohol y otras sustancias, así como otros trastornos mentales
como esquizofrenia. Aspectos psicológicos como la desesperanza, las dificultades de
adaptación y la rigidez cognitiva son comunes en la población con riesgo. Los factores
sociales como el acoso escolar, el estrés familiar y las dificultades económicas, entre otras,
son considerados también como estresores. Respecto a las enfermedades físicas, todas
aquellas que cursen con dolor crónico no controlado son de especial interés para atención
oportuna y disminuir el riesgo”, añadió.

De acuerdo al especialista, en un paciente con conducta suicida existen diversas técnicas
psicoterapéuticas para el abordaje e intervención de la condición clínica, sin embargo, la
elección de alguno de ellos depende de cada situación en particular y el manejo debe ser
individualizado.

Hasta el momento no existe un fármaco específico para el tratamiento de la conducta
suicida, y que la elección del manejo farmacológico dependerá de la correcta evaluación
del paciente, de la patología subyacente que ha generado la presencia de conducta
suicida, así como de los factores de riesgo presentes en cada caso en particular.

Respecto a la relación del consumo de sustancias y el suicidio, el psiquiatra comentó que
es altamente prevalente que los individuos consumidores de sustancias sean portadores
de otra enfermedad mental como depresión o ansiedad y esto los ha llevado al consumo de sustancias, lo que se llama patología dual; por ello, estos pacientes presentan una
mayor gravedad clínica y es común que esta población sufra marginación, desempleo,
poco apoyo social y familiar.

Finalmente, hizo un llamado a la población a acercarse a profesionales de la salud mental
ante la primera señal de alarma, así como al Instituto Temazcalli en caso de presentar un
consumo de sustancias acompañado de ideas o conductas suicidas. El instituto se
encuentra ubicado en Fray Diego de la Magdalena #106 colonia Industrial Aviación o a
pueden comunicarse a los teléfonos 4448126196 o al 4448147680.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s