Prepara senador iniciativa de objeción de conciencia para eximir de atención médicaa funcionarios que han negado vacunas a personal de salud privada: Francisco Salazar

El senador por San Luis Potosí del Partido de Acción Nacional (PAN), Francisco Salazar Sáenz anunció la intención de promover desde el Senado de la República una iniciativa para que los médicos particulares puedan ejercer la objeción de conciencia para negar atención médica a políticos y funcionarios públicos.


El senador explicó que esta iniciativa, está sustentada en que los funcionarios o políticos que han negado u obstaculizado la vacuna para prevenir el contagio del Covid-19 al personal de salud de instituciones privadas, estos puedan negar la atención ya que llegan con el virus y los doctores no tienen la protección suficiente para no contagiarse.


En rueda de prensa, el legislador, estuvo acompañado de los especialistas, Omar Cerezo Moreno y Marco Antonio Vázquez Rosales, quienes coincidieron con Salazar Sáenz que el propósito del rechazo de atención del personal de salud particular y canalización al sector público recurriendo a la objeción de conciencia es proteger al personal de salud, que no se les ha proporcionado la vacuna y, al mismo tiempo, de no incurrir en algún delito.


Omar Cerezo citó el caso de Mario Delgado y Yeidckol Polevnsky, quienes al verse contagiados acudieron con médicos particulares para recibir las primeras atenciones, y cuestionó el por qué no son atendidos en el sector público.


“Si los señores funcionarios públicos de alto nivel no quieren trabajar o no quieren proteger al sector privado, pues que se vayan al ISSSTE o al IMSS”, acotó el senador Francisco Salazar y explicó que la legitimidad de la exigencia es por “la preocupación del personal de salud del sector privado y social”.


“Obedece a la exposición que se tiene por parte incluso de médicos y personal de farmacias que recibe a pacientes que no se tiene la certeza de que no estén contagiados y al no estar protegidos pueden enfermarse y contagiar a sus familias y otros pacientes que acudan con ellos, razón por la cual se sigue extendiendo la cadena de contagios”, señaló.


Por su parte el especialista Omar Cerezo agregó que “tenemos un grave dilema, México es uno de los países cuyo personal de salud está más expuesto en todo el mundo, con la cifra más alta de infectados y muertos, en el número de infectados prácticamente estamos llegando al 18 por ciento de la población total infectada”.


También, continuó, hay que tener en cuenta el personal que no está en áreas operativas directamente, sino que hace funciones de intendencia, servicios pre-hospitalarios e incluso personal administrativo, población que, según el grado de riesgo, el gremio médico está definiendo como “personal de primer contacto”.


Cerezo Moreno aseguró que el grueso de la población implicada en este riesgo consta de 360 mil profesionales de la salud del sector público, según lo que el Gobierno Federal informa, sin contemplar al sector privado, y de incluir ambos grupos el número asciende a cerca de un millón y medio de profesionales entre personal médico, de enfermería y personal técnico, de los cuáles 400 mil se han infectado.


“Se está manejando con un criterio muy arbitrario el esquema de vacunación. Se había dicho que se iba a vacunar en primer lugar al personal de salud, después a adultos mayores y a partir de ahí el proceso de vacunación a la población en general”, señaló Cerezo Moreno.


El problema, agregó, es que el criterio que no se ha acatado, pero mediáticamente se presume que se está avanzando en la vacunación, pero estas se aplican a grupos como los maestros y población rural con riesgo bajo o nulo de contagio.
El jurista determinó que el gobierno en turno está “jugando a las declaraciones y no se está garantizando el derecho constitucional a la protección de la salud de los mexicanos”.


El Doctor Marco Antonio Vázquez Rosales, aseguró que hay una “total anarquía” en la aplicación de la vacuna, ya que incluso los estudiantes de medicina que han cursado la materia de epidemiología saben que “primero hay que vacunar en las áreas donde hay más enfermos”.


Informó que, en la capital de San Luis Potosí, que es la que tiene el mayor número de pacientes, es donde se debería haber iniciado la vacunación, pero las autoridades determinaron irse a las comunidades rurales, para decir que están avanzando en número de municipios.


Sin embargo, agregó que “hay un dato que no conocemos: cuántas dosis se han echado a perder por esa situación de que se destapó un frasquito de 25 o 50 dosis y la comunidad no acudió a recibir esa vacunación, por lo que esas dosis se perdieron”.


También destacó que para los recién egresados de la facultad de medicina “ha sido su bautizo de fuego” ir directamente hacia el área Covid-19 de los hospitales confiando en que en teoría “tienen un sistema inmune excelente” a pesar de no haber sido vacunados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s