Bolsonaro anuncia a nuevo ministro de Salud de Brasil; es el cuarto desde el inicio de la pandemia

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, anunció este lunes al médico cardiólogo Marcelo Queiroga como su nuevo ministro de Salud, el cuarto desde que se registró hace un año el primer caso de Covid-19 en Brasil, país que se ha convertido en el actual epicentro global de la pandemia.

El líder ultraderechista anunció al sustituto del actual ministro, el general del Ejército Eduardo Pazuello, en una conversación con seguidores frente al Palacio de la Alvorada, la residencia de la Presidencia, y adelantó que el nombramiento será publicado en la edición del martes del Diario Oficial.

El hasta hoy ministro de Salud de Brasil, Eduardo Pazuello, había informado más temprano que el presidente Bolsonaro sopesaba candidatos para reemplazarlo.

El trabajo de Pazuello fue cuestionado después de la semana más mortal en Brasil desde que comenzó la pandemia de coronavirus. Más de 279 mil brasileños han fallecido en un brote cada vez más grave que mató a más personas en Brasil que en cualquier otro país la semana pasada.

Pazuello, un general del Ejército en servicio activo sin título médico, ha sido criticado por carecer de experiencia en salud pública y apoyar la iniciativa de Bolsonaro de usar medicamentos no probados para combatir la Covid-19, al tiempo que minimiza la necesidad de distanciamiento social.

Los dos predecesores de Pazuello renunciaron el año pasado, en parte porque, como médicos, no respaldaban por completo el tratamiento de pacientes con Covid-19 con el fármaco antipalúdico hidroxicloroquina.

Pazuello amplió el acceso a la hidroxicloroquina, que no está comprobada como tratamiento para la Covid-19, y permitió que se prescriba a prácticamente cualquier persona que dé positivo por el nuevo coronavirus.

Su incapacidad para asegurar el suministro oportuno de vacunas para el país ha llevado a que se solicite una investigación en el Congreso, mientras la corte suprema investiga su manejo de la pandemia de Covid-19 en la ciudad norteña de Manaos, que se quedó sin oxígeno.

Bolsonaro se reunió el domingo con Ludhmila Hajjar, una médica que ha estado a la vanguardia del tratamiento y la investigación de la Covid-19 en Brasil, pero no llegaron a acuerdos sobre cómo abordar la crisis.

Hajjar le dijo a CNN Brasil que rechazó el trabajo, diciendo que como médica tenía que “permanecer por encima de la ideología”.

Hajjar ha criticado públicamente la estrategia Covid-19 del gobierno y contradijo la insistencia del presidente de extrema derecha en el uso de hidroxicloroquina para tratar a los pacientes con coronavirus.

Brasil ha vacunado a muy pocas personas y el resultado ha sido “catastrófico”, afirmó Hajjar, una cardióloga, en una entrevista reciente.

“Brasil está haciendo todo mal en esta pandemia y ahora está pagando el precio”, aseguró al diario Opção de Sao Paulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s