Se debe prevenir los accidentes en niñas, niños y adolescentes en época decembrina

∙         A nivel mundial, las vidas de más de dos mil familias se ven desintegradas cada día por la pérdida de una niña o niño debido a las lesiones o accidentes. 

∙         En caso de presentarse una quemadura recomiendan poner la parte afectada bajo un chorro de agua fría por cerca de cinco minutos y solicitar atención médica.

“En el contexto de confinamiento por la actual pandemia por SARS-COV-2 que ocasiona la enfermedad COVID-19 y en el marco del inicio de la temporada invernal en las que destacan las fiestas navideñas y de fin de año, el hogar se convierte en un espacio de riesgo para los niños y niñas que no se encuentren bajo estricta vigilancia de los padres, madres o cuidadores”,  señaló el doctor Irving Josué Ortega López, Responsable Estatal del Programa de Mortalidad Infantil, Enfermedades Diarreicas Agudas, Infecciones Respiratorias Agudas y Prevención de Accidentes en el Hogar en el Menor de 10 años de los Servicios de Salud en el Estado.

Informó que: “a nivel mundial, las vidas de más de dos mil familias se ven desintegradas cada día por la pérdida de una niña o niño debido a las lesiones no intencionadas o por accidentes. Además se sabe que a la edad de cinco años, las lesiones se presentan como la principal amenaza para su supervivencia, además de ser una causa importante de discapacidad”.

El especialista dio a conocer que: “ la Organización Mundial de Salud (OMS por sus siglas) define un accidente como un acontecimiento fortuito, generalmente desgraciado o dañino, independientemente de la voluntad humana, provocada por una fuerza externa que actúa rápidamente y se manifiesta por la aparición de lesiones físicas o trastornos mentales. Los accidentes en el hogar, son aquellos acontecimientos inesperados que ocurren dentro de la vivienda o en los alrededores como en: patios, jardines, cochera o garaje, azoteas, etcétera”.

Sin embargo, dentro del hogar uno de los espacios con mayor riesgo para las personas menores de edad, es la cocina, debido a que es ahí en donde se encuentran objetos punzo cortantes, como cuchillos y tenedores, además del fuego y manejo de objetos calientes, como los sartenes o líquidos, advirtió el funcionario.

Añadió que existen otros espacios a considerar, como son: las recámaras como escenario de caídas de la cama o de las ventanas; el baño en el que se ubican instrumentos cortantes y eléctricos, además de tener en cuenta el ahogamiento, quemaduras por agua caliente y caídas; destacando este punto, uno de los accidentes más frecuentes, es el trauma de cabeza; otro espacio es el patio o jardín, donde se presentan caídas de grandes alturas como: columpios, árboles o escaleras, amputaciones en juegos mecánicos, mordeduras por insectos nocivos, caídas de juegos recreativos como la resbaladilla, accidentes de máquinas cortacésped, empalamientos en astas de madera o metálicas, ingestión de sosa cáustica y mordeduras por perro. La alberca y chapoteaderos suelen ser sitios de lesiones como la quemadura solar superficial, la ruptura timpánica por acumulación de agua sucia en el oído externo, o tan graves como el ahogamiento. 

Por otra parte es importante señalar que las lesiones en el hogar rural, son distintas. “En este ámbito abundan caídas de mamíferos como: el asno, caballo o mula, en ocasiones sobre superficies irregulares; mordidas por víboras, arañas y, en menos ocasiones, perforación de víscera hueca y maciza como consecuencia de una “coz” el cual se define como el movimiento violento hacia atrás hecho por un caballo u otro equino con una o ambas patas traseras”. 

El doctor Irving Josué Ortega López, mencionó que en los últimos meses del año, destacando la temporada decembrina, en la población se incrementa el uso de pirotecnia, velas y veladoras, encendido de fogatas, la preparación de alimentos y bebidas calientes, además de colocar árboles de navidad que incluyen instalaciones eléctricas las cuales, al estar en malas condiciones presentan cortocircuitos que pueden generar chispas que encuentran fácilmente material inflamable a su alrededor, provocando incendios y por consecuencia lesiones por quemaduras en quienes se encuentren en cercanía. Por ello, los Servicios de Salud de San Luis Potosí emiten las siguientes recomendaciones para evitar lesiones en el hogar durante la presente temporada decembrina:

“Es muy esencial el no permitir que la población infantil acceda fácilmente al área de la cocina sin supervisión, y en particular al área donde se calientan los alimentos y bebidas, por lo que se recomienda situar los objetos calientes o con llama viva fuera del alcance de los niños, los mangos de sartenes, cacerolas y ollas no deben sobresalir de la estufa. Evita las salpicaduras, usando cubiertas o tapaderas mientras se cocinan los alimentos. Coloca protecciones alrededor de aquellos objetos que se encuentran calientes”.

El Responsable Estatal del Programa de Prevención de Accidentes en el Hogar en el Menor de 10 años indicó que es fundamental  el vigilar de forma cercana a los niños y niñas que se encuentren en un baño, sobre todo al estar utilizando el agua caliente; Así mismo también se deben alejar de la zona de planchar ropa. 

“Alejar también  de los encendedores, cerillos y líquidos inflamables e impedir que los niños jueguen con cerillos, mecheros o encendedores; no dejar velas, veladoras o estufas encendidas cerca de líquidos de fácil combustión que puedan provocar incendios. Y por favor no dejarlos utilizar solos los fuegos artificiales y mucho menos dejarlos al alcance de los pequeños; aquí quiero resaltar el no fumar cerca de los infantes y tampoco dentro de la vivienda”.

Finalmente  pidió  dar vigilancia y mantenimiento a las luces e instalaciones eléctricas colocadas en el árbol de navidad. Así como también colocar barreras para evitar que los niños y niñas se acerquen a este espacio. Y en caso de presentarse una quemadura, recomendó lo siguiente:

“Ponga la parte afectada bajo un chorro de agua fría por cerca de cinco minutos. Esto ayuda a evitar que se siga quemando y disminuye el dolor y la inflamación. No ponga hielo sobre una quemadura. No frote una quemadura porque esto puede empeorar la lesión. No rompa las ampollas ya que puede aumentar el riesgo de una infección en el sitio de la quemadura. Cubra el área afectada con un vendaje limpio que no se pegue a la quemadura. Y por favor no aplique ungüentos, ni sustancias como mantequilla, aceite, pasta de dientes u otros remedios ya que esto puede aumentar el riesgo de infección. Recuerden que ante cualquier lesión grave, se debe acudir de manera inmediata en la Unidad de Salud más cercana”, concluyó  el doctor Irving Josué Ortega López, Responsable Estatal del Programa de Mortalidad Infantil, Enfermedades Diarreicas Agudas, Infecciones Respiratorias Agudas y Prevención de Accidentes en el Hogar en el Menor de 10 años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s