Los Servicios de Salud conmemoran el día nacional del adulto mayor

“¿Sabes la importancia que tienen nuestros adultos mayores y que la vida de la mayor parte de las personas de edad avanzada se enriquece por la presencia de las personas que comparten su día a día o la mayor parte de sus momentos con ellos?”.

“La gran mayoría de esta población vulnerable se les crea un hueco sentimental que ocupa y fortalece la familia, ya que es la fuente primaria de apoyo emocional y juega un papel fundamental, proporcionando sentimientos de arraigo, seguridad, capacidad, autoestima, confianza y apoyo social, fortaleciendo con ello su salud mental”, señaló la licenciada en Salud Comunitaria Mónica Adriana Montante Rodríguez, Responsable del Programa de Envejecimiento.

La Responsable del Programa de Envejecimiento indicó además que al hablar de un envejecimiento saludable se hace referencia a ese proceso mediante el cual las personas adultas mayores adoptan, adecuan o fortalecen estilos de vida que le permiten lograr el máximo de bienestar, salud y calidad de vida a través de las estrategias de autocuidado, ayuda mutua y autogestión, utilizando de manera óptima las redes de apoyo social formales e informales, en el marco del envejecimiento activo”.

“Los estilos de vida que han demostrado tener un impacto significativo en la salud, bienestar y calidad de vida en la vejez son: el tener una alimentación adecuada, realizar ejercicio físico periódico y seguro realizar la higiene personal adecuada, gozar del sueño suficiente reparador, la recreación, y mantener una alta autoestima, por lo que las relaciones familiares tienen una gran importancia para el bienestar de los adultos mayores”.

“Se ha comprobado que la salud física y psicológica se incrementa en las personas cuyos lazos afectivos familiares son fuertes en comparación con personas que por algún motivo tienen que vivir solos; Sin embargo y durante la pandemia se hace el llamado para fortalecer lazos sociales a distancia a través de una llamada, una videollamada o un correo o una carta, para evitar exponer a este sector poblacional durante la pandemia COVID-19”.

La funcionaria estatal explicó que el origen de la celebración del Día Nacional del Adulto Mayor data de la época del Porfiriato cuando se celebraba a los abuelos cada 28 de julio porque coincidía con la fiesta de San Agustín de Hipona, doctor de la Iglesia. 

“Hay algunas otras versiones que señalan que fue durante el gobierno interino del Presidente Abelardo Rodríguez que se instituyó en nuestro país el Día del Abuelo y que ésta festividad sería ratificada durante el sexenio del Presidente Lázaro Cárdenas. También hay quien dice que en 1957 tuvo lugar en México el primer Congreso Panamericano de Gerontología, presidido por el doctor Manuel Payno y que ahí el colombiano Guillermo Marroquín Sánchez propuso que en América Latina se celebrará a los abuelos y las abuelas el 28 de agosto de cada año, y aunque las fechas en que se celebraba difieren según la fuente lo cierto es que hoy en día celebramos a nuestros adultos mayores el 28 de Agosto de cada año”, detalló la funcionaria de los Servicios de Salud.  

“Y aquí cabria hacer mención de que no fue sino hasta 1982 cuando se celebró mundialmente el Día del Adulto Mayor, y esto se dio a partir de la realización de la Primera Asamblea Internacional de la Organización de las Naciones Unidas dedicada al envejecimiento, por lo que un año después, en 1983 en la Ciudad de México se festejó a las personas adultas mayores y al año siguiente, en 1984, se hizo lo mismo en Monterrey y a partir de 1998 se instituyó ya en todo el país el 28 de agosto como Día del Anciano, título que fue cambiado posteriormente a Día Nacional del Adulto Mayor”.

La Responsable del Programa de Envejecimiento de los Servicios de Salud en el Estado informó que la composición de la población en México ha cambiado en las últimas décadas, ya que en el  2015 la población adulta mayor  de 60 años y más representaba 10.9% del total de la población femenina y 9.9% del total de población masculina, y aunque poblacionalmente hablando su peso es aún bajo, la población adulta mayor está creciendo de manera acelerada y se prevé que para 2030 las mujeres de 60 años y más representan 15.8% del total de población femenina y los hombres 13.8% del total de población masculina.

“Por ello es fundamental que entre las familias se practiquen lazos emocionales para que  fortalezcan su salud mental e incluso es importante que el adulto mayor tenga contacto con amistades fuera de la familia que les permita un crecimiento humanitario y saludable, por lo que como Servicios de Salud se ponen a la disposición de la población los Grupos de Ayuda Mutua que como su nombre lo indica conllevan una coparticipación de cada uno de sus integrantes para así lograr un empoderamiento de su salud”.

Finalmente, la Responsable del Programa de Envejecimiento Mónica Adriana Montante Rodríguez, pidió a los potosinos no perder de vista que aún en etapa de contingencia como la que actualmente vive nuestra entidad, es indispensable no exponer a nuestras personas adultas mayores:

“Es valiosísimo que se sigan cuidando y que permanezcan en casa y que si tienen que salir a realizar algo fundamental, tengan en consideración que es fundamental que preparen un kit que contenga gel antibacterial, cubrebocas y careta, y que siempre mantengan una sana distancia entre las personas”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s