¿QUÉ PASARÍA SI TODOS SEMBRÁRAMOS UN ÁRBOL?

Sabemos que la deforestación es una grave amenaza para el equilibrio de todo el planeta, pero… ¿te has preguntado qué pasaría si todos sembráramos un árbol? Echemos a volar la imaginación.

 

AIRE PURO

Los humanos respiramos oxígeno, y gran parte de ese oxígeno proviene de los árboles (el resto viene de otras plantas, las algas, las bacterias, el plancton y la misma atmósfera). No es fácil saber exactamente cuántos árboles hacen falta para dar oxígeno a una sola persona, porque todo depende de la especie y de muchos otros factores. Sin embargo, según los cálculos de varias organizaciones forestales, un árbol maduro de 30 metros de altura produce más de 2,700 litros de oxígeno. Eso es suficiente para que dos personas respiren durante un año.

 

CAPTURAR CO2

Además de darnos oxígeno, los árboles capturan el dióxido de carbono (CO2), que es el gas de efecto invernadero más abundante en la atmósfera… o sea, el que más contribuye a incrementar la temperatura del planeta. En otras palabras: los árboles son como esponjas que combaten la contaminación y el cambio climático. Se calcula que, en promedio, un árbol maduro puede absorber 21.7 kilos de dióxido de carbono al año, ¡eso equivale al CO2 emitido por un coche al recorrer 41,842 kilómetros! Y bueno, si tomamos en cuenta que algunas especies de árboles pueden vivir cientos y hasta miles de años… resulta que un solo árbol, a lo largo de su vida, puede absorber más de una tonelada (mil kilos) de CO2.

Resultado de imagen para gif arboles

FABRICANTES DE LLUVIA

Los árboles retienen agua de lluvia y la evotranspiran, es decir: liberan humedad al aire. Esta humedad forma nubes que después generan lluvia. En ese sentido, los árboles son como fábricas de lluvia. También filtran agua al subsuelo y rellenan los depósitos subterráneos, de donde nosotros sacamos agua para nuestro consumo. Los expertos calculan que, al día, un árbol maduro absorbe más de 370 litros de agua del suelo y libera esa humedad a la atmósfera. Así, no sólo combate la sequía, sino que ayuda a regular la temperatura y a evitar inundaciones.

 

UN HOGAR PARA ANIMALES

En los árboles hay ardillas, pájaros, lagartijas, insectos, hongos, líquenes… ¿qué más se te ocurre? Y no basta con irnos por las ramas. Sus raíces ayudan a mantener el suelo fértil y saludable, con todas las propiedades necesarias para que otros organismos (incluyendo criaturas microscópicas) puedan crecer. El punto es que un solo árbol es el hogar de cientos de especies más.

Y claro, podemos añadir que los árboles embellecen el paisaje, inspiran tranquilidad, nos hacen felices, absorben el ruido de las ciudades, nos dan sombra, nos ofrecen madera, alimento y hasta medicinas… qué tal, ¿eh? ¿Así, o más increíbles?

Resultado de imagen para gif arboles

REFORESTAR TIENE SU CHISTE

¿Qué pasaría si todos sembráramos un árbol? Si ya te animaste a sembrar un árbol, ¡felicidades! Bien por ti. Al mismo tiempo, debes saber que no todas las especies de árboles pueden ni deben sembrarse en cualquier tipo de suelo ni en cualquier clima.

Para que tu árbol crezca feliz, fuerte y sano durante cientos de años, te recomendamos que investigues qué especie es la mejor para tu comunidad o región, y cómo debes sembrarla. También es buena idea unirte a una campaña de reforestación, en la que recibirás la información (y las plantas) que necesitas.

Tip: si se te dificulta sembrar un árbol tú mismo, pide permiso a tus papás para donar a alguna organización ambiental que pueda sembrarlo por ti. Por ejemplo:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s